martes, 11 de febrero de 2014

El fuerte temporal también nos ha afectado

Al igual que otras zonas de la Península, en Almenara de Tormes también el fuerte viento que ha reinado estos días pasados ha causado deterioros. En los terrenos del Centro de Iniciativas Ambientales los daños se han centrado sobre el arbolado. A la elevada velocidad del viento se une la edad de los chopos, pues superan los 25 años, siendo en el caso de variedades híbridas una vejez palpable.

Recorrido dentro de la zona de reserva 

Se han producido caídas en numerosos puntos de la finca, siendo el más aparatos en el camino de acceso, cerca del juego infantil. Aquí, el árbol derribado quizás fuera el más grande que existiese en el Centro. Con un diámetro aproximado de 1,5 m y algo más de 20 metros de altura, este ejemplar ha partido por la base, arrastrando a su paso otros tres chopos de diferentes tamaños. Afortunadamente el vallado no ha sufrido grandes desperfectos, encontrándose partidas cuatro barreras. El estado en que ha quedado, es de cierto peligro, pues permanecen enganchadas ramas semitronchadas a cierta altura y otro chopo se mantiene en equilibrio inestable al encontrarse semitumbado, lo que hará que sea una tarea peligrosa el cortarlo y acondicionar esa zona.

Camino de entrada a la zona de visitantes 


En el itinerario interpretativo han sido tres los que q han caído de igual forma que el anterior, pero de un menor tamaño, quedando uno de ellos cruzado en el sendero. En el momento que el viento cese, comenzaremos con los trabajos en este lugar con el fin de despejar el área de una forma segura.

La zona de uso público no ha sido menos, y también cuenta con algunos tronchados y derribados, pero no se han podido contabilizar al no poder acceder a pié, pues se encuentra anegada como consecuencia de la crecida del río.
Zona de uso público


La zona de reserva ha sido la menos afectada, pues únicamente han sido dos los que a media altura se han tronchado cortando el paso del camino.

Son muchos otros de pequeño tamaño los se hayan caídos o tumbados por diferentes partes, por lo que los trabajos de motosierra se dilatarán en el tiempo. El alto grado de humedad en el suelo y su encharcamiento facilita que aún puedan caer algunos más, pues la resistencia del suelo al esfuerzo cortante se reduce y el aire lo tiene aún más fácil.


Árboles derribados por el fuerte viento

videoOs dejamos unas imágenes grabadas durante el día de ayer para que lo comprobéis vosotros mismos.

No hay comentarios: